Fincas Urbanas

FIRMA DEL CONVENIO DE FINCAS URBANAS
El pasado día 6 de agosto se firmó el IV Convenio Colectivo del Sector de Empleados de Fincas Urbanas de Cantabria, tras un largo y complicado proceso, que se inició el 4 de marzo de 2013 y que se vió interrumpido -entre otros avatares- por la ruptura de las negociaciones...
Los empleados de Fincas Urbanas se movilizan con motivo de la negociación de su IV convenio colectivo.
La reunión de negociación se cerró sin alcanzar un acuerdo. Los sindicatosse levantan de la mesa tras la negativa de la patronal a sus demandas.   Hoy, 13 de enero a las 16:00 horas ha tenido lugar una nueva reunión de negociación entre las empresas de fincas urbanas de Cantabria y...
A TODOS LOS EMPLEADOS DE FINCAS URBANAS El pasado 4 de marzo se constituyó la Mesa Negociadora del IV Convenio Colectivo para Empleados de Fincas Urbanas de Cantabria, habiéndose celebrado desde esa fecha seis reuniones, pese a lo cual puede decirse que nos encontramos como al principio, puesto que...
Publicadas las nuevas tablas salariales para los compàñeros empleados de fincas urbanas de cantabr
Publicadas las nuevas tablas salariales del convenio de Fincas Urbanas.
El SOV de Torrelavega firma el III Convenio de Fincas Urbanas
El  pasado 8 de mayo la CNT firmó el III Convenio Colectivo del Sector de Empleados de Fincas Urbanas de Cantabria, único convenio regional que firma la CNT. Como siempre, evidentemente, el convenio contempla mejoras para los trabajadores, entre las cuales resaltamos las siguientes: Un día más al año...
Joomla! Україна

Día Internacional de la Mujer Trabajadora en Castro Urdiales

Conmemoramos día de la mujer trabajadora juntando las reivindicaciones laborales contra el despido de una trabajadora por parte del Pub Texas, con las sociales ya que fueron ambas dos las que vieron nacer este día de lucha por la libertad de las mujeres.

El sistema capitalista y patriarcal que nos empobrece a la clase trabajadora, se ensaña especialmente con las mujeres; Mayor tasa de desempleo que los hombres, menor salario a igual trabajo, mayor precariedad y trabajos a media jornada, mayor carga en las responsabilidades familiares y de atención a menores y mayores, menor participación social, sindical y militante, menor presencia de mujeres en cargos de gestión, que no son fruto de la causalidad y del determinismo.

Además, son las mujeres quienes trabajan en los sectores de servicios que más se han visto atacados por la crisis; hostelería, limpieza, sanidad, educación, servicios sociales y por tanto son las más afectadas por su salida del mercado laboral. En caso de continuar trabajando, el salario anual tipo de la trabajadora sólo llega al 76% del salario tipo del trabajador.

Las mujeres trabajadoras ven como se las presiona para retirarlas del mundo laboral, empujándolas a volver al ámbito de lo doméstico, insistiendo con discursos que valoran la maternidad y el papel de cuidadora que históricamente les han sido adjudicados. En los momentos actuales trabajar es un derecho que no debería cuestionarse, pues es el salario lo que garantiza la autonomía sin estar condenadas a la dependencia económica de otras personas. En la última Reforma Laboral se elimina la calificación legal de la ausencia de discriminación por género en el trabajo como “garantía” y la posibilidad del disfrute indistinto y conjunto del permiso de lactancia en supuestos en los que padre y madre trabajen, dificultando notablemente la aplicación del principio de corresponsabilidad en la crianza de los hijos e hijas. Además, se restringe la posibilidad de reducción de jornada por cargas familiares a la jornada diaria, abocando a las personas que tienen dichas cargas en muchas ocasiones al abandono del empleo.

En este contexto hay que pensar que la reforma de la Ley del Aborto no es gratuita, ya que va a significar que a la mujer se le imponga la maternidad y la vuelta al hogar aunque no lo desee. En el ámbito familiar las mujeres dedicamos un 33 % más de tiempo a las actividades domésticas respecto al resto de miembros de la unidad de convivencia. Y en el ámbito sindical tenemos una menor afiliación porcentual y nuestra vida activa para la asunción de cargos está directamente vinculada a la edad fértil y a las responsabilidades de atención sociosanitaria de familiares. Pérdida de empleo, falta de capacidad económica para cubrir las necesidades básicas de alimento, educación y vivencia unida a una falta de red de apoyo social y familiar desemboca directamente en procesos de exclusión social en la que las mujeres somos más vulnerables.

Visto así, el panorama que tenemos las mujeres trabajadoras no es precisamente el deseable para nadie. La lucha por la igualdad es cuestión de toda la clase trabajadora y se hace extensible a todas las facetas vitales, trabajo, sindicalismo, unidad de convivencia, participación social. Denunciar nuestra situación para cambiarla, incorporar las reivindicaciones laborales con perspectiva de género en nuestra ruta sindical, adaptar nuestro funcionamiento sindical a las necesidades de compañeras y compañeros, corresponsabilizarnos para luchar contra la desigualdad y por el reparto de la riqueza y el trabajo es el objetivo de la CNT. Hoy más que nunca, por el atropello a nuestros derechos, por el deterioro de nuestra calidad de vida, por las agresiones sufridas, estamos en la calle y seguiremos estándolo luchando por una sociedad justa e igualitaria.

Enlace a mas fotos en Facebook

Campañas

 

 

Publicaciones

 
Revista estudios

Enlaces

FAL